destellos ultima 11 agosto3 UNA SUPER BELLEZA CATRACHA QUE APARECIO EN PLAYBOY
Una diosa latina en Playboy,
nuestra compatriota Ivette Cortez.

En el 2000, Honduras se estremeció cuando supo que la compatriota Ivette Cortez, una bellísima mujer de veinte y pico de años, y nativa de Tegucigalpa; había posado desnuda para la revista Playboy del legendario Hugh Hefner.

Su participación en la primera revista de desnudos femeninos profesional del mundo provocó sorpresa y admiración en nuestro país, ya que Ivette salió como Dios la trajo al mundo debajo de un chorro de agua, y fue seleccionada entre 2,400 muchachas.

Es que la mujer es una belleza, y una ex estudiante del IHCI. Ivette llegó a Estados Unidos vía Miami a estudiar inglés en 1990; y fue una amiga suya la que casi la forzó a que asistiera a una prueba de la Playboy. Como a toda modelo de esa revista, Ivette fue muy bien remunerada, se hizo famosa, y le salieron admiradores lujuriosos hasta debajo de las piedras.

Los colegas que dieron a conocer la foto de Ivette en Playboy fue la revista Hablemos Claro, y fueron tan caballeros con ella; que la sacaron con una manguera amarilla alrededor del cuerpo para cubrir sus partes íntimas (pero también para poder publicarla). Ivette salió en la sección “Bonitas Chalupas” dedicada a las mujeres del Caribe, a la belleza de la mujer latina, a las noches lujuriosas de esas regiones y a los lugares exóticos que tiene.

Playboy proyectó a Ivette y a las que salieron con ella, como mujeres libres de espíritu, temperamento fuerte, desinhibidas e impredecibles. Agregó que estas mujeres encerraban misterio e intriga,y disfrutaban de la buena vida. Lo único fue que a la mamá de Ivette, casi le da infarto; porque es una señora cristiana devota. Pero parece que después “medio” comprendió a su hija.

Ivette declaró a Hablemos Claro en una visita “in cognito” que hizo en el 2001, que estaba interesada en hacer cine gringo; pero no ha pasado de hacer escenas secundarias en films de Jackie Chang y de Oliver Stone. En esta última, tuvo un par de líneas.
Pero de ahí, no hemos sabido de la bellísima Ivette, porque ella si es BELLISIMA.