Otra semana más que pasa volando y de nuevo nos podemos dar un tiempo para descansar y relajarnos que buena falta nos hace. Por eso creo que es un buen día para traerles la cuarta, y tal vez última, parte de esta recopilación de las muertes más extrañas, absurdas y raras que han sido reconocidas por los Premios Darwin.

untitled2 Premios Darwin: Las muertes más extrañas, absurdas y raras (Parte 4)

¡Despierta!” – En 1992 un adormilado Ken Barger recibió una llamada telefónica a lo que supongo era una hora poco prudente, ya que al parecer trató de contestarla entre sueños y eso lo llevó a confundir su teléfono con el arma que también estaba junto a su cama, lo cual lo llevó a darse un tiro (disparo) accidentalmente.

gunshow houston mx5tx ccby 261x175 Premios Darwin: Las muertes más extrañas, absurdas y raras (Parte 4)

Malas decisiones…” – En 1990 Estados Unidos vio uno de los asaltos fallidos más insensatos de la historia. Un hombre intentó robar una tienda de armas en pleno día estando llena de clientes armados, en la entrada tuvo que rodear una patrulla para poder ingresar al negocio, la cual pertenecía a un policía que estaba dentro de la tienda. Al entrar el ladrón anunció su atraco y disparó dos veces al aire, a lo que el policía y un empleado de la tienda respondieron inmediata y letalmente.

ira 175x175 Premios Darwin: Las muertes más extrañas, absurdas y raras (Parte 4)

¡Vendetta!” – En el 2000 un enojado motociclista decidió vengarse del conductor de una camioneta que le obligó a bajar la velocidad. El hombre aceleró para rebasar a la camioneta y, una vez enfrente de ella, frenó en seco…

Fuente